No es que necesitásemos una excusa, pero la despedida de Black Sabbath nos trae de vuelta al Sr Tóxico, que se lamenta de la pérdida y nos trae pesados riffs que nos hacen agitar las cabezas como Beavis y Butthead. Además recordamos a Boris Karloff y hablamos de la portada del primero de Ozzy y los suyos, con las nalgas encogidas.